Atemporalidades










viernes, 10 de diciembre de 2010

Antífona


Guarda para mí, la más brillante de las luces. El silencio más profundo. La última nota de aliento. Que sea de flor y trigo el olor que se queda.

Amatista y turmalina para todos los presentes.

No hay comentarios: